2011-02-14

No te dejes engañar

"No te dejes engañar por lo que parece hermoso.
El amor no es solo sexo, el amor no es solo gozo...”

Interesante que sea la letra de una popular canción y no las palabras de una madre, o la prédica de algún pastor. La Biblia enseña que el amor es más que placer y emoción; es decisión, voluntad, carácter. Pero como a la Biblia no muchos la leen, que bueno que Olga Tañón, con su potente voz, exprese de tan buena manera lo que dice la experiencia y el sentido común: “no te contentes con sentir, u oír que te ama, tiene que demostrarlo”:

"Que ‘sí te quiero’, te dice. Que ‘sin tí muero’, te habla.
Que ‘eres mi vida’, te dice. Mil chulerías te habla.
Palabras, palabras, palabras, no más.
Palabras que se funden como el río y como el mar.
Es mentiroso, ese hombre, es mentiroso…”

¡Cuántos engaños se dan con el pretexto del amor! Aunque esta canción advierte a las mujeres de cuidarse de los hombres mentirosos; obviamente los hombres también deben cuidarse de las mentirosas. Hombres y mujeres que para conquistar o retener a la pareja no se muestran tal como son, fingen, esconden, mienten… tratando de construir una relación de amor con la falsedad, con mentiras que no podrán sostener en el tiempo y que tarde o temprano serán descubiertas, con desilusiones y discusiones que destruyen la relación. Por eso el consejo que Olga canta a las mujeres continúa:

“Una tiene que aprender a mirar muy bien la cosa.
No te dejes engañar por amor color de rosa.”

Hay que aprender a mirar bien. No las apariencias, sino a ver el verdadero carácter. Y aprender a verlo no en los momentos agradables que pasan juntos, sino en sus relaciones familiares, sus diversiones, sus planes de vida, cómo trata a los demás, cómo cumple sus compromisos, cómo reacciona en circunstancias incómodas, cómo afronta la adversidad, etc. Pues esas son oportunidades en las que aflora el ser interior y en las que se comprueba la sinceridad de la persona, y saber si ama o no.

Y para mirar bien hay que invertir tiempo. Hay que saber esperar. No se puede conocer a alguien en sólo una fiesta, o saliendo un par de semanas. ¡Los jóvenes tienen que aprender! "El amor no es solo gozo". Hay que enseñar la importancia de ser buenos amigos antes de ser enamorados. De saber bien quien es la otra persona antes de unirse a ella. De confiar de tal manera que no haya temor alguno para hacer un compromiso formal y casarse, para luego entregarse.

Dios es amor. Dios es verdad. Según él, una relación de amor se basa en la verdad. Una verdad que no sólo debe exigirse, sino, por supuesto, debe vivirse.


Publicado el 12 de febrero del 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...