2009-07-03

Luca era gay


Luca era gay, pero ya no lo es. El declara que ha cambiado, es padre y vive enamorado de su mujer. Muchos no le creen, se ríen y otros lo atacan, pero Luca afirma que ya no es homosexual. “Luca era gay” es el título de la canción con la que Giuseppe Povia participó en el 59 festival de San Remo en Italia, en medio de airadas protestas de movimientos pro-gay, quienes al sentirse ofendidos por el tema de la canción solicitaron su exclusión del festival (para ellos, la letra promueve la homofobia y falta a la verdad). El cantante fue acusado de irrespetuoso, fundamentalista e intolerante. El tema llegó hasta el parlamento, pero la canción no fue censurada. El día de la final, Povia ganó el segundo lugar, con la concurrencia de una protesta gay en las calles de la ciudad de San Remo.

Parece increíble que muchos miembros de la comunidad gay - que hasta hace no mucho fueron objeto de discriminación e intolerancia social – sean ahora quienes discriminen y censuren a quienes no piensan como ellos. Si se exige respeto para quienes celebran el día del “Orgullo Gay”; de igual manera se debe respetar a quienes proclaman con orgullo que ya no lo son, y “celebran” su condición de Ex Gay. La tolerancia debe ser recíproca.

Y parece increíble también que haya grupos que nieguen rotundamente que un gay pueda dejar de serlo. La canción del “escándalo” no es una invención. Está basada en la historia real de Luca di Tolve; un joven italiano que luego de ser un homosexual confeso, declaró en un periódico que ahora está casado con Teresa su mujer. Es cierto que no es una historia que se publique a menudo, pero se da. Podemos encontrarlas a nuestro alrededor, en internet y hasta en la Biblia.



Como referencia bíblica, podemos citar los versículos 9,10 y 11 del capítulo 6 de la primera carta a los Corintios, en donde el apóstol Pablo recuerda el cambio que hubo en varios de sus lectores, quienes dejaron ciertas conductas ajenas al reino de Dios, y atestiguando que entre ellos habían ex-homosexuales: “No se equivoquen; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y así eran algunos de ustedes; mas ya han sido lavados, santificados, justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Debido a prejuicios, la posibilidad de que un homosexual se convierta en heterosexual ni se menciona en los centros de estudios y los medios de comunicación. Sólo cuando surge alguna polémica como la que originó esta canción, el tema sale al debate. Pero según la Biblia y el testimonio de no pocos, el cambio es posible para todo aquel que se sienta disconforme con su conducta homosexual. Por supuesto que no es fácil, pero según un estudio, el pronóstico para los que quieren cambiar, es mejor que el de la gente que lucha contra el alcoholismo.

Los cristianos que aceptamos a la Biblia como la voluntad de Dios, no propiciamos la discriminación a nadie. Ningún cristiano verdadero tratará mal a los gays, ni los insultará ni los despreciará; sino todo lo contrario, el verdadero cristiano muestra el amor de Dios. A pesar de no concordar con su estilo de vida, respetamos su decisión, y esperamos que también respeten nuestra posición. Eso es lo que entendemos como tolerancia en una comunidad de creencias diversas. Pero creemos también que la verdadera opción sexual no sólo trata de que alguien se sienta libre de ser gay, sino también en informarle, que puede dejar de serlo.




[Publicado el 1º de julio del 2009]

1 comentario:

  1. desearia recibir mas orientacion acerca del tema lo agradeceria, puesto que paso por una situacion similar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...