2014-09-11

¿Por qué los pastores cobran los diezmos?

Una pregunta así presupone que los diezmos se cobran y los “cobradores” son los pastores, pero esto es totalmente contrario a la Biblia. Cobrar es recibir el pago de una deuda y los hermanos no le deben a la iglesia. Se cobra por vender algo, pero las bendiciones divinas no se compran con dinero sino que se reciben por gracia y fe. Cuando usted vea alguna “venta de bendiciones” o sepa de alguien que diezma “para no ir al infierno”, los tales han cruzado los límites de la enseñanza bíblica y están muy lejos de ella.

La Biblia enseña que todas las ofrendas (incluyendo esa ofrenda del 10% de los ingresos llamado diezmo) son un acto de gratitud hacia Dios y reconocimiento por todo lo que él provee. La Biblia instruye* que se debe dar voluntariamente, con generosidad y con amor, no por obligación ni con tristeza. Por lo tanto, exigir, presionar o cobrar, atenta contra la misma Biblia. Si se enseña a dar, entonces no se puede imponer.

Dios no necesita dinero, pero ha dispuesto que su obra en la tierra se sostenga con donaciones. La Biblia registra el aporte de creyentes desde siglos antes de Cristo, como el diezmo regular y las ofrendas para la construcción del templo. El ministerio de Jesús se sostuvo con aportes, y los primeros cristianos ofrendaron para ayudar a los necesitados y sostener a sus misioneros por el mundo. Los creyentes de hoy seguimos estos ejemplos.

Por desgracia, hay quienes se aprovechan de la religión para enriquecerse (Dios los juzgará) y por culpa de ellos se mete a todos los pastores en “el mismo costal”. Si usted piensa así se equivoca. Ser pastor es obedecer el llamado de Dios para servirle a él, servir a los hombres, y no servirse de ellos, estando dispuestos al sacrificio cuando el ministerio lo demande. Si reciben un sustento proveniente de las ofrendas es porque así lo dispuso el mismo Señor Jesús. Él enseñó que los que trabajan en el evangelio sean sustentados por los frutos del evangelio: “El obrero es digno de su salario”.* Así que hay que diferenciar entre el que busca enriquecerse y el que recibe un sustento honesto y digno por su trabajo, por supuesto acorde a la realidad de la iglesia y su localidad.

El pastor no se lleva los diezmos como muchos creen. En las iglesias sanas y organizadas hay un equipo administrativo (tesorero, secretario, etc.) quienes reciben las donaciones y guardan el dinero para distribuirlo según el presupuesto de la iglesia y poder cubrir todos sus gastos, incluyendo la ayuda social y las misiones. El pastor y el personal solo reciben la ofrenda o sueldo que se les ha asignado.

Personalmente, sonrío cada vez que alguien insinúa que “me hice” pastor para enriquecerme. Y sonrío porque soy un profesional en ingeniería civil; si mi motivación fuera el dinero no trabajaría como pastor sino como ingeniero, ganando más del cuádruple o por lo menos el doble de lo que percibo actualmente. No es un lamento ni una queja, lo digo como aclaración, porque el sueldo que hoy recibo es menor al que recibía hace más de diez años cuando trabajaba en mi carrera, aún sin haberla terminado. No es por el dinero que soy pastor, lo soy por vocación, y Dios suple todo lo que como familia necesitamos. Gracias a él, contamos con una tienda bazar que  mi esposa administra, de manera que podemos adquirir ciertos bienes y por supuesto, contribuir también con los proyectos de la iglesia.

¿Se preguntan por qué los creyentes donamos dinero a la iglesia, incluso más del 10% de nuestros ingresos? Nuestras razones son parecidas a las que tienen aquellos que con sinceridad donan a una ONG o a una causa política: Creemos en el evangelio y su poder transformador; con la diferencia que nuestra causa sí tiene trascendencia eterna. Damos voluntariamente, con generosa gratitud, sabiendo que Dios continuará proveyéndonos para nuestro beneficio y el de su obra. “Dios ama al dador alegre”.


*1 Corintios 9:14; 2Corintios 9:4-7



[Publicado en Diario Voces el 13 de setiembre del 2014]




15 comentarios:

  1. Al fin veo una explicación completa y coherente acerca de esto.

    Mi iglesia recibe diezmos y ofrendas, de las cuales se deja constancia en una conferencia mensual de miembros una vez al mes.

    Saludos y que Dios te bendiga grandemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que le fue de utilidad... y gracias por decirlo. ¡Dios la bendiga!

      Eliminar
  2. Estaria perfecto si todo lo que dices seria a la iglesia no una institucion que fue hecha por hombres. Osea que todo tu diezmo va a arca equivocada y al final de dar cuentas se te diga, nunca me depositaste nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús dijo que aun cuando demos un vaso de agua a uno de sus seguidores, por mas pequeño que sea, no perderemos nuestra recompensa (Mt.10:42). En base a esto, yo creo que Dios toma en cuenta todo lo que demos en su nombre. Gracias por opinar.

      Eliminar
  3. Anónimo13.12.14

    Yo tambien conozco una pastora alemana, que mediante el diezmo mal cria a su hijo.
    El pequeño no tiene cargas pero si una vida muy comoda...
    No paga renta porque su congregacion lo hace por el. Eso si..se permite ayudar a su nueva novia ayudandole y no reparando en caprichos y atenciones hacia ella.
    Pero claro..como le llueve del cielo, mejor dicho del 10% de las personas que lo dan de buena fe..todos ontentos
    Y por supuesto, tampoco olvidar su casita de invierno en plena pista de esqui.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo14.5.15

    No podemos dejar lo dicho por Dios, que el diezmo es y debe ser para las viudas, huérfanos y necesitados. El diezmo fue ordenado por Jehová al pueblo de Israel como una ley, pues los levitas no tenían herencia. Hoy estamos en el tiempo de la Gracia, no de la ley; entonces ¿porqué no obligan también a circunsidarse a los creyentes, si eso también ordenó Dios? Y si Ud. desea dar la décima parte, está bien, pero no como ordenanza, pues esto fue dado bajo la ley judía. De igual manera no podemos pedir al necesitado, para que el predicador predique, mientras el pobre tiene que "pagar" para recibir bendiciones.¿"Me habeis robado, dijo el Señor..."Malaquías 3, Si Ud. estudia con detenimiento el cap. 1 de Malaquías, se dará cuenta que Dios está reprendiendo a los sacerdotes judíos pues no estaban dando el diezmo a los levitas. Hoy en día los judíos no dan el diezmo, pues no tienen templo ni hay levitas, solo sinagoga, que es una "escuela" donde ser reúnen. ¿es Ud. judío levita? Es por esta razón que en el Nuevo Testamento no se nos habla de dar el diezmo,¿se olvidó Jesús o el E.S. de escribirlo? Sólo se habla de ofrendas, y que la demos con alegría, y no por obligación dada por ley, pues ama al dador alegre.
    Lea detenidamente el libro de Hechos de los apóstoles, "... y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.” .Es decir a los necesitados, y por cobrar, sino voluntariamente. No olvidemos que Jehová Jireh, es nuestro proveedor. Si Ud. es un pastor o predicador, es un siervo de Dios, y su patrón-DIOS- proveerá, y nada le faltará como dice el salmista. Muchas iglesias se han convertido en empresas, donde los predicadores, tienen los mismos derechos que un ejecutivo, incluyendo gratificaciones por días festivos, además de jubilación y Seguro de vida y vacaciones pagadas. Cuidémonos de no caer en el fanatismo, mas bien ser estudiosos de la Biblia, para que después no digamos en el diezmo¿Quién roba a quién? Cada uno de como Dios haya propuesto en su corazón, no dice diezmo. ¿se contradice la Biblia? Que Dios le bendiga y le guarde de engañadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que ud. no ha leído bien esta reflexión porque su opinión no corresponde a lo escrito. En ninguna parte sostengo que el diezmo es una obligación, todo lo contrario. Tampoco digo que sea exclusivo para el pastor, sino, entre otras cosas, para la ayuda al necesitado. Dar para la obra de Dios es un principio y debería ser con generosidad y no como una "propina", porque las ofrendas descritas en el Nuevo Testamento eran muy generosas, mas del 10%.

      Eliminar
    2. Anónimo20.4.16

      ¿Y que tal si yo decido ayudar a mi manera al necesitado directamente? O forzosamente debe ser entregado al pastor pata que este lo haga?
      Saludos

      Eliminar
    3. En la Biblia vemos que esta y otras ofrendas se llevaban al templo o a los apóstoles (y éstos a los diáconos) para su administración. Un pastor no debe recibir y administrar solo el dinero. Si desea ayudar de manera personal, nada impide hacerlo.

      Eliminar
  5. El apóstol Pablo nunca cobró porque no quería entorpecer ni ser ninguna carga para el evangelio. Y cual era su galardón?? Que predicando el evangelio, predicaria gratuitamente el evangelio, sin abusar de su derecho en el evangelio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, y en realidad ninguno de los apóstoles "cobraba", pero sí recibían sustento. Pablo estaba de acuerdo con ello (1cor.9:13,14). Pero dada las circunstancias, en muchas ocasiones, decidió no recibirlo (1Co.9:11,12).

      Eliminar
  6. Anónimo28.12.15

    die$mo pa$tor

    ResponderEliminar
  7. Anónimo21.4.16

    Tratan de tergiversar las cosas, para justificar el cobro de dinero. Se enrquecen con la fé...y hasta los pastores creen que hacen lo correcto...

    ResponderEliminar
  8. ustedes no estan en lo correcto porque jesus dijo al joven rico que tiene que repartir su dinero a los pobres y repartir su dinero a los pobres eso dijo jesus y ustedes falsos pastores en recibir sueldo mensual sini les pagan dejaran su iglesia,eso no sirve si quieres evangelizar, hay que evangelizar pero sin recibir nibgun pago mensual asi llegaras con dios. pero si recibes pagos llegaras al infierno aunque evangelizas, ademas los pastores no son necesitados asi que piensa en las cosas antes de decir

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6.10.17

    quiero deciles que yo diezme y sembre y no he recibido nada hasta este dia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...