2012-06-01

Alabanza y Gratitud en el Día del Medio Ambiente

Lo que no se aprecia ni se valora, no se cuida. Por ello, es necesario aprovechar eventos como el día mundial del medio ambiente para inculcar en la población un mayor aprecio y valoración por la naturaleza, y así se sumen muchos más a la responsabilidad de cuidarla mejor. Para los ciudadanos creyentes, nuestra responsabilidad en el cuidado del medio ambiente se entiende además por un aprecio y valoración de la naturaleza como expresión del amor de Dios, de su inteligencia y su poder. Cuidar de la creación de Dios es una manera de mostrarle nuestro aprecio, respeto y amor a él.


Los salmos judíos abundan en elogios y acciones de gracias para aquel que lo ha creado todo y sustenta todas las cosas con su poder. Son expresiones llenas de admiración y alabanza, que inspiran humildad, gratitud y responsabilidad. Por ejemplo*: 

  “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, 
  La luna y las estrellas que tú formaste, pienso: 
  ¿Qué es el hombre? ¿Qué es el ser humano para que lo consideres?
  Le hiciste casi como un dios, lo rodeaste de honor y dignidad,
  Le diste autoridad sobre tus obras, lo pusiste por encima de todo:
  Sobre las ovejas y los bueyes, sobre los animales salvajes,
  Sobre las aves que vuelan por el cielo, 
  Sobre los peces que viven en el mar,
  Todo cuanto pasa por los senderos del mar.
  Señor, soberano nuestro,
  ¡Cuán grande es tu nombre en toda la tierra! (Salmo 8:3-9)

  "Alaben el nombre del Señor, pues él dio una orden y todo fue creado.
  Todo lo estableció para siempre y les puso ley que no será quebrantada”
  (Salmo 148:5,6) 
  "Grande es nuestro Dios, y grande su poder; su inteligencia es infinita.
  (Salmo 147:5) 

  “El riega los montes, 
  El hace producir el heno para las bestias, 
  Y la hierba para el servicio del hombre, 
  Para sacar el pan de su tierra, 
  El pan que le da fuerzas y el vino que alegra su vida. (104:13,14)
  “Se llenan de savia los árboles de Dios.
  Los cedros que él plantó. 
  En ellos anidan las aves más pequeñas 
  Y en los pinos viven las cigüeñas… (104:16,17)
  Hizo la luna para los tiempos; 
  El sol conoce su ocaso. 
  Pone las tinieblas y es la noche; 
  En ella corretean todas las bestias de la selva. (104:19,20) 
 “Allí está el mar, ancho y extenso,
  En donde se mueven seres innumerables,
  Seres pequeños y grandes. 
  El monstruo marino para jugar con él. (104:25,26)
 “¡La gloria de Dios es eterna! 
  ¡El Señor se alegra en su creación! (Salmo 104:31)

 “¡Cuán innumerables son tus obras oh Señor! 

  Hiciste todas ellas con sabiduría; 

  La tierra está llena de tus beneficios” (Salmo 104:24) 



¡Y que siga llena de sus beneficios! Sin sobreexplotar, sin deforestar ni contaminar. Usando con responsabilidad sus recursos para que no se agoten, y nuestros hijos, nietos y tataranietos disfruten también de ellos. Porque esta tierra tiene un dueño y nosotros solo somos sus inquilinos. Porque este mundo es hermoso y al apreciarlo, valorarlo y cuidarlo, alabamos a su Creador.

* Los textos según las versiones RVR60 y VDHH


[Publicado el 4 de junio del 2012]




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...