¿Ya no es obligatorio el uso de casco?

Si no es obligatorio que los motociclistas usen casco, ¿por qué hace tan sólo unos meses les pusieron papeletas a tantos que no lo usaban? Y Si es obligatorio, ¿por qué los policías están permitiendo que muchos conduzcan sin usarlo? ¿Es o no obligatorio el uso de casco?

No sé en cuántas ciudades del mundo se permite a los motociclistas viajar sin protección, pero en nuestras ciudades de la selva nos hemos mal acostumbrado a prescindir de él. Cuando en Tarapoto y Juanjuí se dio la noticia de que las autoridades iban a ser muy estrictos en exigir su uso, muchos decidieron comprar el suyo y usarlo. Y efectivamente hubo operativos policiales, y por temor a la multa empezamos a ver a la mayoría de conductores y pasajeros portando cada uno su casco.

Pero nuestras calles están volviendo a ser las de antes. Pasaron unas cuantas semanas, la policía dejó de exigirlo, y frente a su permisividad cada vez son menos los motociclistas que viajan con un casco puesto. Algunos lo llevan colgando del timón como si fuese un casco “anti-multa”, listo para presentarlo si es que algún policía se le ocurre exigirlo. Qué lástima. Se está perdiendo una gran oportunidad para corregir y enseñar.

Una autoridad se hace respetar cuando su palabra tiene valor: su Sí es sí, y su No es no, y mantiene lo dicho. Precisamente Jesús* nos enseñó a hablar de esa manera y aclaró que “lo que se aparta de esto es malo”. Por eso, cuando una autoridad dice “vamos a hacer cumplir el reglamento”, y luego, por las razones que fuere no lo hace, pierde credibilidad. Si solo exige cumplimiento un día, o peor, castiga solo a unas cuántas personas, estas personas se sienten “estafadas” y víctimas de una “injusticia” (“¿por qué me exigen sólo a mí?”) produciendo malestar, queja y hasta quizá un pedido de devolución del pago por la multa. Aquellos que compraron sus cascos con esfuerzo sentirán que no vale la pena estar en orden con la ley.

El tema de la exigencia del uso del casco a los motociclistas va aún más allá de obligarles a cuidar su propia vida; es un tema que suma o resta a la relación del ciudadano con sus autoridades; que les enseña a respetar a la ley o a burlarse de ella. El hecho que nuestras autoridades no hagan respetar las normas, sobre todo luego de haberlo anunciado y advertido por todos los medios, va en desmedro de su propia institución. Recuérdenlo cuando deban responder a la pregunta del por qué no hay respeto a la autoridad.

Es cierto que quien usa casco demuestra usar su cabeza. Es un motociclista pensante, previsor y consciente del riesgo que afronta. No debería ser necesario obligar su uso. Pero como suele suceder, el aprendizaje tiene un costo; así que si necesitamos pagar una multa para aprender a cuidarnos, en buena hora. Por eso, con humildad hago un pedido a todas las autoridades involucradas: por favor, cumplan su palabra y exijan el uso de casco. Cumplan con el encargo de Dios y enséñenos a cumplir la ley.

*Mateo 5:37



Comentarios

  1. Pues acá en Chile no solamente te multan sino que corres serios riesgos de quedar con la cabeza destrozada. A pesar de todas las precausiones todos los días hay accidentes de motonetistas y son los que se llevan la peor parte.
    Dios quiera que por tu tierra puedan aprender que la vida es un bien frágil y se puede perder en un segundo.
    Me han gustado tus reflexiones. Dios te dé sabiduría.
    Un saludo de una hermana vecina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. En Perú tenemos todavía mucho por aprender. Dios te bendiga.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El amor, según la Biblia.

Jesús y la donación de órganos

¿Por qué los pastores cobran los diezmos?