Religión Inútil

Por la religión dicen estar más cerca de Dios, van a la iglesia, escuchan sermones, cantan, ofrendan, oran, ayunan; pero lo hacen sólo para sentirse bien, para quedar bien; mientras mantienen pleitos y oprimen a sus trabajadores. ¿Esa es la religión que quiere Dios? ¿No es más bien la religión dejar de esconderse del hermano, soltar las cargas de opresión, compartir con el hambriento, dar casa, vestido y comida al que no tiene?, ¿no es más bien tratar a todos por igual y no hacer acepción de personas? Si alguno dice saber más de Dios o estar más cerca de él, que lo demuestre con su buena conducta, sin celos amargos ni contención en su corazón. Porque si alguno dice ser religioso y no sabe poner freno a su lengua, se engaña a sí mismo y su religión no le sirve de nada.
La fe que no se manifiesta en buenas obras, no es verdadera fe. Es una fe muerta. La verdadera religión, pura y sin mancha delante de Dios es ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y no mancharse con la maldad del mundo. Cualquiera que se hace amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Religiosos alejados de Dios: Dicen conocerle pero viven en pecado. ¡Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes! Límpiense las manos, ustedes nación de doble ánimo, pueblo religioso de doble cara, dense cuenta que no se puede amar a Dios y al mundo a la vez. Humíllense delante del Señor y él los levantará. Él dice: 
"Entonces brillará tu luz como el amanecer y tus heridas sanarán muy pronto.Tu rectitud irá delante de ti y mi gloria te seguirá. Entonces, si me llamas, yo te responderé; si gritas pidiendo ayuda, yo te diré: “Aquí estoy.” Si haces desaparecer toda opresión, si no insultas a otros ni les levantas calumnias, Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, si ayudas al afligido en su necesidad, Tu luz brillará en la oscuridad, tus sombras se convertirán en luz de mediodía. Yo te guiaré continuamente, te daré comida abundante en el desierto, Daré fuerza a tu cuerpo y serás como un jardín bien regado, Como un manantial al que no le falta el agua. Tu pueblo reconstruirá las viejas ruinas y afianzará los cimientos puestos hace siglos…” 
Nuestro país es un país religioso al que su religión le sirve de muy poco. No porque sea inútil buscar a Dios, sino porque se pretende encontrarlo y recibir sus bendiciones (paz y desarrollo), manteniendo la injusticia, la desigualdad, los pleitos, viviendo en pecado. Los párrafos anteriores son un resumen, una compilación de porciones del mensaje de Isaías y Santiago, y que usted puede encontrarlos en su Biblia*, escritos hace casi tres mil años, pero que describen nuestra sociedad de hoy, pues el corazón del hombre no ha cambiado. La buena noticia es que Dios tampoco. Su ofrecimiento sigue en pie para los políticos, las autoridades y el pueblo que quiera "reconstruir las ruinas y afianzar los cimientos" buscando a Dios y andando en justicia.

*Isaías 58 VP; Santiago 1:26,27; 2:8,9,17; 3:13-4:10




[Publicado el 10 de marzo del 2012]

Comentarios

  1. Anónimo31.10.13

    España,mi patria,mi país no es religioso.El ateísmo es la única solución a todo esto ya que todos los estúpidos creyentes se pelean por cosas que no existen.Dejad de lavarle la mente a los demás y preocupémonos en hacer el bien y punto.España,atea,una,grande y libre

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El amor, según la Biblia.

Jesús y la donación de órganos

¿Por qué los pastores cobran los diezmos?